almeria
Nos encontrarás en el centro de Almería, en la Calle de las tiendas, nº 18. tlf. 950266793. Te esperamos. lacanastillamodainfantil@gmail.com

Fin de curso, maestros y libros

Ahora que está recién terminado el curso, y tras haber hablado este año varias veces con los dos maestros-tutores de mis niños, no me resisto a subir la viñeta que me enseñó uno de ellos.
Cuando me cuentan que ven perfectamente fotografiados en cada niño lo que nosotros construimos cada día en la casa (y cómo les afectan los cambios en la familia, tanto en lo positivo como en lo negativo), comprobando otra vez que los niños recogen lo que hay, y que cuando aún no tienen su criterio simplemente imitan, veo que a muchos padres se nos olvida ese dato. Y vuelvo a insistir: QUÉ MÉRITO TIENEN sus maestr@s.

Uff, en mi caso, con los dos trabajando mañana y tarde, esta viñeta nos la comemos enterita (mis niños todavía no han sacado la pancarta, pero ..al tiempo)..

En fin, cada uno cuenta la feria como le va.Y aprovechando el tema, os pongo otra que creo que pega también. Esta me la pasó mi suegro hace un tiempo. 


Bueno y para rematar, y pensando ya en el veranillo, pues completo la serie de hoy de viñetas y dibujitos varios con esta otra, que personalmente me encanta. Y sin olvidar que, en este tema como en tantos otros, no pretendamos que los niños hagan algo que no ven en sus padres (aquí viene al pelo esta entrada de las olimpiadas de Londres).

Animación en la noche en blanco

Uff, menuda nochecita.
Gracias a todas las que vinísteis, muchas con vuestros maridos esperando en la puerta (“vámonos que hemos quedado", "venga que nos estamos perdiendo...”, "campana y se acabó", y todos sus habituales comentarios). Espero que os encontráseis bien atendidas, y bien amenizadas, que teníamos a los chavales del Conservatorio justo enfrente, qué gozada para los que nos gusta la música (desde aquí mi agradecimiento a los músicos, y también a la persona que se le ocurrió tan magnífica idea). Mis niños estuvieron enganchados un buen rato de la tarde. Y desde luego, a los estudiantes -algunas, jovencísimas- supongo que les vendría de perlas lo de tocar en público de esa manera tan poco usual.



Mis niños también me contaron los espectáculos en la Escuela municipal de Música (con magia incluida), y el zumba multitudinario en el Paseo, y las aventuras de “el elixir de la vida” en la Plaza de San Pedro. Y alucinaban con las colas para entrar a los refugios subterráneos, que llegaban hasta la Puerta de Purchena, con algunos conciertillos celebrados en escaparates de tiendas, o una sesión de Dj en un estanco (!)
Chiquillería en la Plaza de San Pedro

La Escuela Municipal de Música se sumó a la noche


Mi vecina de la Nave Blanca causó también sensación con un graffitero en vivo que estuvo pintando un lienzo a todo lo largo de la noche, y por supuesto, también con el dirigible del tiburón que sobrevolaba las cabezas de grandes y pequeños. Y de los bares para qué voy a hablar, abarrotados.


El artista y su cuadro fueron una expectación en La Nave Blanca

Cerramos casi a las 12 de la noche, a tiempo para ver un montón de caras conocidas -y cansadas-, y el ambiente en todo lo suyo. Y para tomar algo, esta vez en San Francisco 24. Vuelta a recoger a los pollitos de casa de los abuelos -gracias!!- y a dormir a casita, que el sábado tenía que hacer cosas antes de abrir, entre otras ir -por fin- a la pelu.

 

Pues parece que la noche en blanco en Almería se consolida, y eso que el pasado 2012 fue la primera vez, y ya no imaginamos una primavera sin esa noche. Creo que se convertirá en una de esas noches emblemáticas que va a marcar el inicio del verano (aunque anoche calor no hizo mucho, más bien ninguno). Y sinceramente, cada vez que veía turisteo con pinta de extranjeros, me alegraba por la impresión que suponía se están llevando de nuestra ciudad, y a esto contribuimos todos (desde el músico al camarero, pasando por el pequeño comercio, o el concejal encargado). 

Ambientillo en la Calle de las Tiendas
Y no quiero que se me olvide. Un beso también a mi amiga y vecina Mariángeles, que esta semana nos va a dejar su huequito en la calle. Te vamos a echar mucho de menos, y además, je, je... se terminó el tráfico de novelillas que llevábamos. Que tengas suerte y pásate a vernos, guapa.

placeres y charcos

Estos días atrás de lluvia, tan poco frecuentes en esta tierra de chaparrones cortos, rescaté del fondo del armario uno de esos artículos que a los niños más les gusta. Bueno, no que más les gusta, QUE LES VUELVE LOQUITOS, para entendernos mejor. ¿A que ya sabéis de quien hablo?
Justo, de las botas de agua. Un invento. 

Cuando salimos a la guarde y al cole, como luego sigo mi camino a la tienda suelo ir con más prisilla (eso si ellos no han aprovechado antes un despiste mío, para llevarse hasta el salón el desayuno y tomarlo viendo los dibujos, lo que retrasa el horario y curiosamente sus bríos para arreglarse). Pero a la salida del cole, me lo tomo con más tranquilidad, y ellos ya lo saben porque acabamos "casualmente" pasando por donde se forman los charcos más hondos y anchos. Y la parada ya se ha hecho casi obligatoria en tales ocasiones.

Fué increíble la cantidad de agua que podían levantar y salpicar los dos renacuajos. Me tuve que echar a un lado para que no me salpicaran, y les dejé un poquito que disfrutaran. Qué caras. No les cabía más sonrisa. Y presencié también las caras de envidia del resto de niños que se les quedaban mirando ..y de las madres  con gesto de "¿pero cómo les deja?" y "¿ésa no es la de la tienda?". Pero por los hijos las madres somos capaces de eso y más.


Por supuesto, en esta ocasión también tuve luego que enfrentarme al llegar a casa a pantalones, calcetines, mangas e incluso pelo empapados por completo, con la consiguiente parafernalia de toallas, secadores y ropa seca.
Pero que les quiten lo bailao.

Y con un motivo muy parecido, recibí este vídeo que me gustaría compartir, si tenéis un huequito. Es una muestra, muy tierna, de que a veces nos estamos equivocando volcando todo nuestro pensamiento, esfuerzo y desvelos en cosas que no nos alimentan.



video


Filosofías aparte, espero que os guste el vídeo. 

Y recordad: ¡¡¡ botas de agua!!!